Un Nuevo Sistema Educativo: Metodología Ethazi

La educación escolar hace tiempo que se quedó obsoleta, anclada entre vetustos y polvorientos manuales. Aquellos viejos libros que, cada año, eran revisados y rediseñados de nuevo a todo correr, siguen sin ser capaces, hoy en día, de hallar una solución a la demanda estudiantil. Siguen sin ser, del todo, válidos para alimentar las ansias de saber del inexperto alumnado.

La enseñanza se encontraba anclada al pasado, ligada a la formación teórica, de estudio y de mera memorización. Enclaustrado, nuestro sistema educativo, era prisionero de las clases tipo chapa y posterior memorización, de aprendizaje sin comprensión para después vomitarlo sobre el papel. Este no era un sistema correcto, ya que horas después aquello memorizado y escupido quedaba casi siempre relegado al abismo más profundo del olvido.

La educación anclada a las aulas, con encadenadas horas sobre los pupitres de pura teoría, y sin nada de práctica, de esa que buscan las empresas constantemente, no era un sistema que fuese a satisfacer las necesidades de un colectivo que comenzaba a perder el tiempo cautivo de un sistema que no les permitía desarrollar todo su potencial estudiantil.

Fracaso tras fracaso, familias, alumnado, profesorado y demás cuerpos docentes nos sentíamos desamparados con cada uno de los cambios del sistema educativo de este país. Desde 1994 tres reformas (LOCE, LOE, LOMCE) en apenas 24 años, a cada cual no sé qué decir. A mejor creo que no hemos ido en ninguno de los casos.

La aparición de las nuevas tecnologías en el aula está constantemente siendo frenadas por la brecha generacional del profesorado, al que los ordenadores y demás complementos y artilugios digitales, les ha pasado por encima como un tsunami. Eso es ley de vida, y no hay nada que pueda remediarlo…

Ante estos hechos la educación se encuentra en una situación de total incertidumbre, sobre todo en aquellos campos donde la educación/formación está directamente ligada al mercado laboral, es decir, la Formación Profesional. Es difícil enseñar a manejar una determinaría maquinaria sin usarla previamente en las prácticas del taller.

Del mismo modo, ¿cómo vamos a adquirir unos patrones de conducta, protocolos o hábitos sin realizar primero simulaciones de las situaciones que un futuro profesional van a ser parte de nuestra rutina diaria? ¿Cómo vamos a adquirir aquella experiencia que demandan con ahínco las empresas? ¿Cómo vamos a transferir la ansiada experiencia desde el papel a la piel?

En mitad de esta tormenta, de debates infructuosos de cómo reformar la educación y ser capaces de transmitir en la piel aquellos conocimientos que solo se adquieren por la experiencia, nace la Metodología ETHAZI. Un sistema educativo para transformar los grados formativos en ciclos de alto rendimiento.

El APRENDIZAJE COLABORATIVO BASADO EN RETOS es el elemento central sobre el que se articula todo este modelo de aprendizaje denominado ETHAZI.

 

Imagen: https://www.tknika.eus/cont/proyectos/ethazi/

 

Esta metodología es fruto de la combinación de muchos factores. Surge de la base de que todas sus asignaturas o módulos están interrelacionadas. Para ello crean los denominados retos, pequeños proyectos en que se aplican los conocimientos teóricos y técnicos que se adquieren en este sistema de aprendizaje innovador. Estos proyectos simulan situaciones de la vida real, condiciones diarias que suceden en cada puesto de trabajo… Simulan la futura vida laboral que algún día esperamos llegar a tener.

Desde mi experiencia personal, ofrece múltiples ventajas, ya que posibilita la total libertad a la hora de elaborar un trabajo. Despereza la creatividad y la imaginación hasta límites insospechados. Alguno de estos productos no solo ha superado nuestras expectativas, las del profesorado, sino que están empezando a saltar desde el papel a la realidad, y eso, nos hace estar rebosantes de orgullo.

Un orgullo fruto del esfuerzo colaborativo, del trabajo en piña, como un solo equipo y de la pasión con la que llevamos a cavo nuestros sueños… eso es el método ETHAZI: el sistema educativo del presente.

 

Imagen: Jose María Perez Alonso 

Leave a Comment

Álvaro Cartagena

Nacido en la Villa Marinera de Santoña (Cantabria) en 1984, pero afincado en Barakaldo (Vizcaya) comenzó sus andaduras en el mundo de la escritura cuando apenas tenía 17 años.